Monthly ArchiveDiciembre 2009

Porauroryx

Hoy era viernes 13.

Sí, hoy era viernes 13 y los que hacen los calendarios se han equivocado. No, no soy yo la equivocada, que pruebas me sobran para probarlo: Después de una noche movidita por culpa de un chupete desaparecido, me quedo dormida por la mañana; justo antes de salir de casa se despierta la peque para entretenerme más con su “mamá no te vayas”. Tengo que llegar al curro a la carrera después de perder mi autobús. La primera persona con la que tengo trato resulta ser un subnormal profundo que no tiene nada mejor que hacer que levantarse a las 8,30 de la mañana para llamar por teléfono para darme un estupendo dolor de cabeza para el resto del día, porque es demasiado pijo para saber hablar con respeto y sin levantar la voz. Al regresar a casa pierdo de nuevo el autobús, con lo cual mi madre, que tiene que esperarme con las niñas después del cole, me echa el correspondiente sermoncito por la tardanza. De prisa y corriendo, para variar, tengo que preparar la comida a base de sobras, porque con todas mis luces, me percato que ayer hice la compra a medias. Después de comer voy a llevar la enana al cole (tarde, pero eso es normal) y me voy a recoger unos papeles. Decido caminar hasta la oficina porque el autobús tarda siempre milenios, y en ese mismo momento me adelanta mi autobús. A la siguiente parada decido esperar y el que llega no me coge porque hay carro dentro. El siguiente llega después de la razonable espera de media hora, exactamente lo mismo que me toca esperar a la vuelta. Cuando bajo del bus, con el carro, el tipo decide bajar el piso cuando yo ya estoy abajo, atrapada entre borde y bus. Le grito que suba el piso, lo hace, cierra y se pira, y cuando comienzo a andar ¡¡ las ruedas traseras están totalmente aplastadas!! A salititos llegamos a casa con la hora pegada al culo (cuando había planeado sentarme a tomar un café…). Dejamos el carro y volvemos al colegio, donde la enana me da un papelito de otra maravillosa factura que pagar. Echando chispas llego a casa para encontrarme ¡el suelo de la cocina encharcado! Cuando nos ponemos a investigar descubrimos que la caldera está rota y se han mojado una serie de documentos muy importantes por culpa de este goteo que ha calado por todo el mueble. Y cuando creemos tener eso resuelto comprobamos que en realidad el problema está en la ****** tubería del fregadero, que se ha desencajado (¡¡¿?!!) y me ha estropeado todos los alimentos que guardaba en el mueble de abajo….
El día todavía no ha terminado. Estoy esperando que acabe la lavadora para tender la ropa. Seguro que se me ha desteñido todo y eso que he metido solo ropa negra…

www.aurorYx.com

Share/Bookmark