Monthly Archive Noviembre 2012

Porauroryx

Un día sin sueldo es duro. Una vida sin derechos no es vida.

Dice uno de los cánticos de esos que gritas con el puño bien alto durante las últimas manifestaciones en Madrid: “Hace falta ya, una huelga una huelga, hace falta ya una huelga general”. Y el puño bien apretado, y alzando bien la voz. Y con el convencimiento absoluto de que es realmente necesario buscar soluciones, buscar formas de presión, buscar   la unión de todos y todas para luchar por todo aquello que sobra explicar aquí, que se nos está arrebatando de forma descarada y desalmada. Y hasta aquí todo bien. 

Y de pronto, van y convocan la huelga. Miro mi agenda… Mierda, me pilla fatal: Tengo cita con el especialista que llevo esperando un mes y encima hay que terminar un proyecto para el viernes en el curro, y nos han puesto dos reuniones por la mañana… Mierda, mierda, mierda. Eso me pasa por hablar. Comienza el gran dilema… ¿Qué hago con mi vida el 14N?
Antecedentes: Mi empresa es pequeña (super-pequeña), negocio casi familiar que muchos años de trabajo real (sí, hay empresas que surgen del trabajo irreal de sus gerentes) le ha costado a mi jefe llevar hasta donde ha llegado, y que dadas las circunstancias actuales, como la mayoría, no es que no pase un buen momento, es que pasa un momento terrible. Debo añadir que me consta que mi jefe es una gran persona, de esos pocos empresarios a los que no les extirparon el corazón al hacerles las tarjetas de visita donde pone “gerente” debajo del nombre. Llevo poco tiempo en la empresa, pero he podido ver con mis propios ojos que es así. Es humano antes que empresario: Se indigna al ver cómo recortan nuestros derechos laborales incluso cuando él es un gran beneficiario. Se calienta en palabras despectivas cuando hay que hablar del actual gobierno del PPSOE. Se conmueve cuando comenta sucesos y hechos que aparecen en televisión y muestran a los que todo esto nos está llevando… Realmente es una persona admirable. A quien me pregunte le puedo dar datos concretos que lo prueban, porque eso sería otra historia que no pretendo contar aquí. Y por eso me dolía hacer la huelga. ¿Cómo le podía hacer esto? Trata bien a sus empleados, los cuida desde el primer momento. Y yo me comprometí con él. Es el trueque: tu flexibilidad como responsable por mi compromiso como trabajadora. 
Y mientras mis compañeros y compañeras “de revolución” me preguntan si voy a hacer huelga…. Uff… “No te preocupes por la pasta”, me dicen. Incluso recibo ofertas de soporte económico llegado el caso (que no pienso descartar, ya lo voy avisando…). Quienes conocen mi situación saben que “encaje de bolillos” es poco para describir lo que tengo que hacer para llegar a mitad de mes. Sí, no digo final de mes porque eso ya es una utopía. A final de mes llegan mis padres por mí. Y gracias a unas pensiones por las que han trabajado como bestias toda su vida, y que el gobierno amenaza con “retocar”. Cabrones. Pero no me preocupa el dinero. El dinero es solo dinero. Y yo se que no me va a faltar de nada, porque soy rica sin tener dinero. Estoy rodeada de gente maravillosa que me ha demostrado en incontables ocasiones que no me van a dejar sola. Pero eso también es otra historia a desarrollar en otra ocasión. 
Vuelvo a la huelga del 14N. Aquella que NO voy a hacer, no por dinero, sino por falta de tiempo y por compromiso con mi empresa. Son las 11 de la noche del día 13 y estoy convencida de ello. Pero los mensajes incansables que leo, de aquellas personas que organizan las diferentes actividades que se desarrollan el 14N, me hacen tambalearme en mi seguridad. Mis principios se enfrentan ahora…. a mis principios. ¿Cómo se come eso? Mi compromiso con mi trabajo y mis responsabilidades, frente a mi compromiso con la sociedad y el mundo que les dejo a mis hijas. El ahora contra el mañana… Y ya sabéis lo que pienso (o creo pensar) sobre el tema “ahora-mañana”.
De pronto leo algo en una red social, de una persona especial, invitando a toda aquella persona que no siga la huelga, a no atreverse a mandar un comentario más sobre su indignación ante todo lo que está ocurriendo. Y la “revolu-yo” asiente y quiere unirse a este comentario. Pero la otra yo, la que quiere cumplir con compromisos adquiridos, la que no quiere defraudar…. empieza a pensar que está equivocada… Tal vez el compromiso no exista donde creo verlo…. De pronto tengo una sensación extraña de desasosiego. Y ya no me puedo concentrar. Hay que tomar una decisión, pero hay que hacerlo de forma meditada. Y mejor compartida con las partes interesadas, así que hablo con mi jefe, con total libertad: “Siento que necesito hacer esta huelga. Me lo pide el cuerpo porque llevo meses gritándolo por las calles. Y me lo pide mi sentido común porque llevo meses y años viendo lo que sucede en este país.”. Su respuesta: ” Si así lo sientes, hazlo, sal a gritar. No te preocupes que te doy el día libre”. Y de pronto me veo en una postura injusta: Mucha gente no hace la huelga porque no quiere perder el dinero de ese día y a mí me lo regalan por hacerlo. Y me oigo decir: ” No lo quiero. Quiero que me lo descuentes. Quiero que aparezca en mi nómina que yo he hecho huelga”. Respuesta: ” Si tu crees que es la opción adecuada, que así sea”. Inmediatamente después la conversación continua el rumbo hacia los métodos de lucha que utilizamos, su disconformidad con las huelgas y la lucha no violenta, y su creencia sobre métodos más efectivos que necesitan de gasolina y cerillas para llevar a cabo. Y yo pienso: Esta huelga, querido empresario con corazón, también va por tí. Porque, como tú mismo bien has dicho hoy: si este país se va a pique, nos vamos con él, por mucho que trabajemos ahora. 
Hablo con la gestoría. Ya se lo que me van a descontar: un par de carros de la compra. Habrá que pensar en qué se puede eliminar de los gastos este mes. De cualquier manera no será peor que el hecho de que mis hijas no puedan seguir estudiando; del hecho de que sea gracias a la pensión de mis padres que puedan recibir esa educación. No será peor que el hecho de que en algún momento cabe la posibilidad de que necesiten un medicamento que no nos podamos permitir. No será peor que el hecho de que, tal vez, si no cambiamos esto, algún día sean muchos carros de la compra los que falten ese mes… Mañana por la mañana no contéis conmigo, debo trabajar: Estaré en casa, con mis hijas que no irán al colegio, donde espero no vaya nadie. Estaré cumpliendo con mi compromiso de terminar las gestiones del nuevo proyecto antes del viernes. Pero no cobraré por ello. En mi nómina habrá una linea que diga que yo no estoy de acuerdo con lo que éste gobierno está abocetando como futuro para mis hijas y para mí misma, porque espero que me queden muchos años por vivir.
Y al llegar a casa me pregunta mi hija mayor: “¿Mañana hay huelga?”. Y satisfecha de mi decisión puedo decir SÍ. “¿Y vamos a salir con los silbatos y todo eso?”. “Sí, hija, mañana por la tarde, nos iremos las tres a la calle a LUCHAR por un futuro mejor”. 
Porauroryx

COMUNICADO DE LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HIPOTECA.

La plataforma de afectados por la hipoteca recuerda que son PSOE y PP quienes defienden los intereses de la banca Viernes 9 de noviembre de 2012


“Ante la reunión realizada ayer entre Gobierno y PSOE para “frenar el drama de los desahucios”
LA PLATAFORMA DE AFECTADOS POR LA HIPOTECA RECUERDA QUE SON PSOE Y PP QUIENES DEFIENDEN LOS INTERESES DE LA BANCA
Comunicado de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca
– Las ejecuciones hipotecarias y los desahucios que hoy destrozan las vidas de miles de personas en España no han caído del cielo. Son la consecuencia de unas políticas públicas aprobadas por PSOE y PP en distintos gobiernos, caracterizadas por especular con la vivienda, impulsar el sobreendeudamiento de la población y sobreproteger los intereses de la banca, entre otros.
La burbuja estalló desde hace al menos 4 años. Desde febrero de 2009 la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) viene denunciando el genocidio financiero que se está cometiendo en este país: las miles de ejecuciones hipotecarias y de desahucios, las deudas ilegítimas que condenan a la población de por vida, una ley perversa que deja a las personas en absoluta indefensión, el sin sentido de que bancos acumulen miles de pisos vacíos mientras miles de familias se quedan en la calle sin realojo alguno. Sin embargo, en todo este tiempo ni el gobierno del PSOE ni el del PP han querido escuchar ni dialogar jamás con la PAH. Al contrario, se han limitado a aprobar rescate bancario tras rescate, destinando miles de millones de euros a unos bancos irresponsables sin exigir ninguna contrapartida.
– Las medidas aprobadas hasta la fecha por los gobiernos de PSOE y PP han sido un absoluto fracaso desde el punto de vista de la gente afectada. Primero la moratoria ICO del PSOE, luego el código de “buenas prácticas” del PP… sólo han servido para que la banca ganara tiempo y siga ejecutando y desahuciando cada vez más. Recordamos que las estadísticas de desahucios son cada trimestre peores. Según los datos del primer semestre de 2012 sólo en estos primeros meses se han producido casi 100.000 desahucios: 532 al día.
– La PAH lleva casi 4 años de travesía en el desierto: sin nulo reconocimiento institucional, batallando en la calle para frenar los desahucios, negociando con los bancos caso a caso, hablando con servicios sociales, juzgados, ayuntamientos y aquellos partidos políticos que han querido escuchar. A pesar de las dificultades, la dignidad de la gente afectada y la fuerza de la población movilizada en defensa de los derechos humanos, han logrado que este movimiento no parara de crecer y de sumar apoyos. Por ello, debemos felicitarnos todas las PAH, así como otros colectivos y movimientos sociales afines, si hoy finalmente el Gobierno ya no puede seguir negando la evidencia. El debate que hoy ocupa las portadas de los medios de comunicación es el resultado de la movilización social, empezando por la de la propia gente afectada.
No podemos dejar de protestar por lo que claramente es el enésimo acto de arrogancia por parte de Gobierno y PSOE. Pretender resolver el problema a través de un “grupo de expertos” de ambos partidos sin contar en ningún caso con la voz de la propia gente afectada ni el colectivo que ha situado este debate en la agenda política y mediática, es de una miopía arrogante que ahonda el abismo que separa al bipartidismo PPSOE de la mayoría de la población.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, resulto lógico que la PAH reciba con escepticismo y desconfianza el anuncio de un pacto entre PP y PSOE para sacar adelante una ley urgente que frene los desahucios. Aunque aún no se ha concretado en qué consistirá esa reforma urgente, los comentarios realizados por los portavoces del Gobierno y la propuesta de ley avanzada por el PSOE nos hacen tener lo peor: que de nuevo nos encontraremos con alguna medida insuficiente, que como mucho será útil para aquellas personas que aún no encuentren en procedimiento de ejecución. En ningún momento ni PP ni PSOE están hablando de medidas retroactivas o que den respuesta a la gente ya afectada: es decir, los cientos de miles de personas que ya están sufriendo la injusta ley hipotecaria y los desahucios: 400.000 son las ejecuciones hipotecarias ya iniciadas en el estado Español desde 2007.
Para finalizar, nos permitimos recordarle al PPSOE que si realmente quiere resolver el problema de las ejecuciones hipotecarias y los desahucios, las soluciones hace tiempo que están sobre la mesa: dación en pago retroactiva, moratoria inmediata de los desahucios de viviendas habituales y alquiler social de las viviendas que de forma ilegítima acumula la banca. Éstas son medidas de mínimos que resolverían los problemas más graves y urgentes de la población afectada. Son las medidas que la PAH lleva proponiendo año tras año, y que ICV, IU y ERC han recogido y trasladado en hasta 4 ocasiones al congreso de los diputados, siendo PPSOE en cada una de esas votaciones quienes han impedido que prosperaran. Son esas mismas medidas las que recoge una Iniciativa Legislativa Popular actualmente en curso, que cuenta con el apoyo de numerosas organizaciones y colectivos, que ya lleva recogidas más de 500.000 firmas y sigue sumando apoyos día tras día.
Lo cierto es que la gente afectada no puede esperar más. La situación para miles de familias es insostenible. PP y PSOE tienen una última oportunidad de escuchar las demandas ciudadanas. Si no lo hacen y con carácter urgente, la indignación social que hasta la fecha se ha concentrado en las entidades financieras pasará a señalarles y a exigirles que rindan cuentas. Les hacemos directamente responsables de la miseria y el dolor de las miles de personas que hoy sufren la estafa bancaria y la violencia de los desahucios.
FUENTE: http://www.rebelion.org/noticia.php…

*********************************************************************
Decidimos algo y a continuación dejamos que circule y esperamos un tiempo para ver lo que sucede. Si no hay mucho escándalo ni protestas, porque la mayoría de la gente no entiende lo que se ha decidido, entonces continuamos paso a paso, hasta que no hay vuelta atrás. (Jean Claude Juncker-Presidente del Eurogrupo que congrega los ministros de Economía y Finanzas de la U.E.)

**********************************************************************************
… Ha costado cientos de manifestaciones y de palizas, heridos y hasta muertos, pero por fin la presión social está obligando a que el gobierno ponga sobre la mesa el cambio de una legislación reaccionaria que solo viene a proteger los intereses de la banca frente a los de toda la sociedad… Los hechos están demostrando claramente que si no se hubieran producido las protestas, las manifestaciones, las huelgas, los enfrentamientos con la policía, las denuncias y, en definitiva, la respuesta ciudadana ante una situación social injusta, los desahucios seguirían produciéndose indefinidamente dejando a muchas más familias en la calle…Es muy importante que la gente sepa esto y sea consciente de su poder, que no crea ingenuamente que los partidos mayoritarios y el poder político han cambiado de posición y dicen estar dispuestos ahora a modificar la legislación por iniciativa propia. Solo lo hacen por efecto de la presión y la movilización social, como ha ocurrido siempre que se han producido avances favorables al bienestar y la justicia, demostrándose así la falsedad de esos discursos que constantemente nos dicen que las huelgas, los sindicatos o las protestas en la calle no sirven para nada…Por eso, ahora es el momento de seguir presionando para que no solo se tomen medidas que eviten los desahucios en el futuro sino para que se garantice que recuperen su vivienda los miles de familias que la han perdido injusta y vergonzosamente en estos últimos años…No podemos consentir que los dos partidos mayoritarios se quieran poner ahora una medalla simplemente aflojando un poco la soga que ata a las familias más desprotegidas y humildes…la historia y los hechos recientes demuestran que con la movilización social sirve, podemos conseguirlo. Juan Torres López