Author Archive auroryx

Porauroryx

Mamá, ¿las princesas trabajan?

De Galicia Julio 2007

Sopheap se acerca con unos libros y unos papeles y se hace hueco en mi escritorio lleno de papeles: “Mamá, voy a trabajar”.
Yo en mi mundo: “…Muy bien hija….”.
Sopheap al cabo de unos segundos: “Mamá, soy una princesa…”.
Yo en mi mundo: “…Muy bien hija…”.
Sopheap al cabo de unos segundos: “Mamá, ¿las princesas trabajan?”.
Yo en mi mundo: “…No hija….”.
Sopheap: “¿Y bailan?”.
Yo, volviendo de mi mundo: “…. Sí hija, cantan, bailan y van de vacaciones a Mallorca.”
Ambas volvemos a nuestro “trabajo”…
Sopheap al cabo de unos segundos: “… pues yo soy una princesa que trabaja…”.
Yo en mi mundo: “… Entonces te van a llamar rara….”.
Sopheap al cabo de unos segundos: “… tú eres rara, mamá…”.
Yo en mi mundo: “… pues también es verdad, hija…”….

Porauroryx

Los monólogos de Buenafuente. BNF for president!

Es un crack. Me habían hablado de él antes de mi regreso a España y vi un par de monólogos por internet entonces cuando estaba en… A3? No lo recuerdo con exactitud. Ahora he decidido retomar sus monólogos. Surge la idea a partir de que sólo puedo ver la TV una hora al día, y coincide con que lo único decente a esa hora es SLQH de la Sexta, cadena que no existía antes de yo irme de España. Tienen su gracia, pero ya me he aburrido un poco de los mismos papeles de los presentadores. Además como soy no muy alta y mucho menos tengo un cuerpo escultural, mi ego queda muy dañado viendo ese programa, así que he decidido emplear esa hora en otras cosas, como por ejemplo… dormir. Pero ya me he quedado con la copla de la Sexta, que además tienen al Gran Wyoming (también rodeado de bombonazos), personaje (en sí mismo) que me fascina. Pero me pregunto yo: porqué todos los humoristas masculinos son… como decirlo… fisicamente… simpáticos! eso…. muy simpáticos… Y sin embargo ellas son todas musas esculturales (que abusan de un intelecto propio de la Barbie, por guión quiero creer). Porqué no hay ninguna mujer achaparraita y que vista vaqueros y camisetas deportivas presentando un programa de humor. O un humorista alto, “abdominalidoso”, sonrisa brillante, ojos penetrantes…. no se, lo dejo libre a la imaginación de cada cual. Que cosa más sexista es ésta del mundo del monologuismo… Ellos, feos como un cranco mañanero (que no se que es, pero un amigo lo usa mucho y es un tipo muy listo, así que algo será), no solo son graciosos, sino que utilizan un humor inteligente. Ellas, con sus piernas largas y brillantes, sus rostros espectaculares… se apoyan en el concepto de “la mujer bonita es tonta”, para hacer reir… Que tristeza me da, ahora que lo pienso… Y yo solo quería hablar de los monólogos de Buenafuente!
En fin, que con la rencilla Wyoming-Buenafuente, acabé buscando sus monólogos en la web oficial, y como son rápidos de ver y de digerir para después de la cena, me he enganchado y llevo ya un par de semanas que me trago unos cuantos cada noche. Y es curioso, porque viendo tantos monólogos seguidos te percatas de ciertas cosas que me pregunto yo si no serán parte de la técnica del monologuista o del guionista…. No se, el caso es que Buenafuente tiene tendencia a usar una serie de chistes repetidamente, como el personaje de la Duquesa de Alba, Berlusconi y las/los jovencitas/os, o los amigos y agregados del Facebook, y lo que más me alucina de todo es que funcionan una y otra vez, da igual que lo repita cada día, el chiste sigue entrando que da gusto! Y esto solo me da que pensar una cosa: Buenafuente, es usted una máquina, nos la cuela uno y otro día de la misma manera, y nos sigue robando una carcajada cada vez que lo hace… Esto me suena bastante ahora que lo pienso…. Tal vez Buenafuente debería presentarse para las próximas elecciones!! No se si acabaría con la crisis, pero al menos encontraría la manera de que nos riéramos de ella, porque nuestros políticos actuales ya cansan de dar siempre ganas de llorar (por puro patetismo y vergüenza ajena…). Así que BUENAFUENTE FOR PRESIDENT!!
Ps. Andreu, déjate ya la chaqueta hombre, abrochatela o déjatela abierta, pero no nos marees más!