Author Archive auroryx

Porauroryx

“Llama un Inspector” de JHPriestley con Lola Manzanares

El domingo fuí a ver a mi compi Lola Manzanares que actua en el Teatro Reina Isabel con la obra “Llama un Inspector” de J.H. Priestley, dirigida por Ramón Calleja (del cual se poco y Google ha podido decirme menos todavía). Quería hablar con Lola antes de escribir nada al respecto, porque tengo algunas dudas y curiosidades, pero he pensado en escribir en primer lugar mi primera impresión, ya que hace mucho que no voy al teatro y aún más que no escribo sobre ello. Veremos cuánto me he oxidado.

En general, la sensación que me llevé al salir fue un “Pues me ha gustado”, que no es poco teniendo en cuenta lo que explicaré a continuación. En primer lugar el texto me ha parecido maravilloso, es una pena que faltase tanto ritmo en muchas de las escenas. Sinceramente la mayoría de los fallos que le encuentro a la obra lo achaco unicamente a la dirección . Simplemente empezando por la propuesta, todo demasiado realista para mi gusto personal y profesional (para eso ya está el cine, hay que aprovechar más el teatro para jugar un poco con todo lo que se refiere a situación y localización del texto). El problema está en que el señor Valladares se va por la declamación decimononica demasiado a menudo y arrastra consigo a los demás en aquellas escenas en las que tiene “la voz cantante”, lo que junto con la escenografía que nos muestra cada mínimo detalle del salón de época, y la tendencia de estos a hablar de cara al público, me llevan a pensar que la puesta en escena está totalmente pensada para las señoras que ocupaban el 60 por ciento del teatro. Por otro lado estaba el Sr. Pellicena de lo más lineal y la Sra. Cuetos en su linea… Es decir, sus actuaciones no me han aportado nada lamentablemente.

Por otro lado están los 3 de la nueva generación. Aunque al principio parece que se dejaron un poco arrastrar por la declamación de Valladares, consiguieron calentar motor rápido y retomar su propio rumbo. Los dos chicos muy correctos, ambos tuvieron incluso algunos momentos maravillosos que dejaban incluso más al descubierto la actuación un tanto arcaica de las tres glorias. En cuanto a Lola poco puedo decir además de que me confirma que es una de mis actrices favoritas y que dará mucho que hablar. Hay momentos en los que echaba de menos una mano del director, y otros en los que la echaba de más, pero sin lugar a dudas es su personaje el que tiene una evolución más notable, casi podría atreverme a decir que es en la única que note esa evolución. En cuanto a las tres glorias, Pellicena entra y sale de escena como entró, y Cuetos y Valladares, cuyos personajes debían estar totalmente cambiados por lo sucedido a pesar de que existe ese juego de querer hacer como que nada ha pasado, no tienen cambio alguno con el principio de la obra, lo que les quita todo el realismo que han podido acumular a lo largo de ella.

En cuanto a la iluminación y el sonido, me ha parecido que intentaba demasiado crear ambiente, tanto que se notaba de forma extremadamente descarada para mi gusto. Y el final…. pues sinceramente, no lo entendí. No se que quiso decir el director con esa apertura de puerta y esa luz… ¿Es un fantasma? ¿Son las luces de los coches de policía? …

En resumen: el texto es magnifico, el ritmo lento, la puesta en escena pobre, los efectos desproporcionados, las actuaciones de los tres más experimentados más pobres todavía, en contraposición a la de los tres más jóvenes, gracias a los cuales salí del teatro agradecida por haber visto esta puesta en escena. Creo que el director les debe un gran favor a los tres…

Nota sobre la imagen: No he encontrado ningún cartel decente que mostrase el nombre de Lola Manzanares en lugar del de Silke.

Porauroryx

….Porque este mundo está loco….

Voy de negro y me preguntas el porqué,
Porqué no visto otros colores? Sé muy bien
que mi apariencia puede resultar sombria y gris
tengo razones para vivir asi.

Llevo el negro por los pobres y también
por los vencidos puestos contra la pared.
Lo llevo por el preso que paga el sueldo
de una ley hecha a medida del poder.

Llevo el negro por aquellos que jamás
hicieron caso a Cristo al proclamar
que existe un camino de amor y de piedad.
Hablo claro, tú me entenderás.

Voy de negro por la injusta soledad
de los viejos y de los que acabarán
fr¡os como piedras después de cabalgar
mientras alguien se hace rico en su sofá.

Voy de negro por el joven que caer
en la guerra creyendo tener detrás
a Dios y a su madre de su lado y no es verdad;
es la carne del juego de un general.

Sé que hay cosas que nunca estarán bien,
pero nada es imposible, m¡rame.
Yo canto esta canción, ¿que puedes hacer tú?
Mira hacia adentro y carga con tu cruz.

Quiero enseñar un arco iris al cantar,
pero en mi espalda cae la oscuridad,
y hasta que la luz no brille de verdad
voy de negro, y de negro me verás.

[Voy de negro, Loquillo]