Día 10. Hoy ha granizado con ganas. Yo estaba tumbada en la cama…

Publicado el

Día 10. Hoy ha granizado con ganas. Yo estaba tumbada en la cama mirando por la ventana. Es relajante mirar la lluvia. Las niñas desde su habitación se han puesto a gritar de emoción “Nieve! Nieve!”. Mis vecinos de en frente han salido a las ventanas, todos los que se asomaban lo hacían con una sonrisa. Ha sido un regalo ver cómo se limpian las calles. Ha sido un regalo ver cómo sonreían mis vecinos. Ha sido un regalo escuchar la sorpresa emocionada de las chicas. Cuántos pequeños regalos en un instante. Pero ha habido más: la serenata de mi amor tocando distraídamente la guitarra, la breve visita de Marce y Lucero por la ventana, la noticia de amigos que mejoran, la llamada de mi madre confirmando que ha recibido sus cosas y siguen bien… Cuántos pequeños regalos nos perdemos normalmente en la vorágine de las rutinas diarias… Qué gran oportunidad para saborearlos. Con muchos pequeños copos de nieve te puedes construir hasta un iglú (o intentarlo al menos!). Con muchos pequeños momentos bonitos, te puedes construir un día maravilloso…
https://www.instagram.com/p/B-F6ZY0CikR/?igshid=fwouc0j5do7j

from Tumblr https://ift.tt/2y6ypYV
via IFTTT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *