Día 70. Ser actriz requiere disciplina. O eso te cuentan en la…

Publicado el

Día 70. Ser actriz requiere disciplina. O eso te cuentan en la escuela. Desde la profe de voz, hasta el de esgrima. Hay que tener una disciplina de entrenamiento constante en una de las profesiones más inconstantes que existen. Mis rutinas de trabajo cambian según sopla el viento. Cuando cojo una rutina, de pronto algo hace que cambie. Ese algo viene siendo la vida misma, vaya. Y a empezar de nuevo. Durante esta cuarentena no ha sido menos. Al principio parecía la situación idónea para crear nuevas rutinas y mantener constancia. Pues no. Ahora estoy en proceso de adaptarme a nuevas rutinas en función de las nuevas condiciones. A los largos paseos en bici (en horario permitido, sin salir del municipio y con mascarilla, todo legal), le he sumado un pequeño entrenamiento físico mañanero, acompañado de una muy sana costumbre que debí retomar cuando todo ésto empezó: meditación. Ayer recomendé darse buenos chutes de endorfina, y hoy añado que la meditación de postre le va muy bien. Supongo que estas rutinas variarán cuando a las chicas les den vacaciones y tengamos que buscar la manera de entretenernos. Improvisaremos las nuevas rutinas en las nuevas realidades que se vayan presentando. Y sí que es verdad que me fascina la libertad de un mañana no programado, aunque dentro de un marco que no deje cabida a la incertidumbre, que puede dar pie al pánico, y el miedo nos hace hacer muchas tonterías. Pero esa no-rutina debe ir pautada por unas constantes diarias. Un orden. Como un espectáculo de improvisación, que a pesar de ser un salto al vacío cuando sales a escena, sientes la seguridad de poder agarrarte a elementos previamente pactados, recursos que te dan seguridad para poder seguir jugando en libertad. Porque nadie se tira a la piscina sin saber nadar. Y la gente que te acompaña es uno de esos elementos. Hablo de ambos, en la vida y en la impro. Gente que te ayuda a no perderte. En la vida, tus seres queridos. Y en la impro, tu equipo. La confianza crea la magia, y eso trasciende más allá de la escena. Echo de menos también esa libertad en escena junto a ese equipazo de mujeres. Espero una nueva rutina con ellas pronto. Esa es otra libertad que echo de menos.
https://www.instagram.com/p/CAd9AwSCwP-/?igshid=1k61297x1cm6p

Source: http://lauroryx.tumblr.com/rss