Y después de una paseo nocturno de subida con una densa niebla,…

Publicado el

Y después de una paseo nocturno de subida con una densa niebla, dormir al raso bajo un sorprendente cielo estrellado, despertar empapadas por el rocío, disfrutar de un espectacular amanecer, y bajar cargadas bajo un sol abrasador, un alto en el camino en una solitaria charca para darse un refrescante baño mañanero, te carga de energía, y te hace ver la vida de otro color. Lo que está claro es que las subidas cuestan y a veces no son placenteras, aunque la meta siempre merezca la pena, y las bajadas pueden ser más dolorosas todavía. Pero hay que saber ver que, en ese camino de subidas y bajadas, hay pequeños momentos que te pueden recargar para seguir la pelea. Y sentir plenamente esos momentos duros que la vida pueda plantearnos delante, no solo no es malo, si no que te ayudará después a disfrutar con más intensidad de los momentos de paz y disfrute. Creo que eso debe ser la felicidad. (en Covalagua)
https://www.instagram.com/p/CEZXTjFi0v3/?igshid=sdk1kozvh3fr

Source: http://lauroryx.tumblr.com/rss